Denuncian escasez de medicamentos en los Centros de Salud de Bariloche

El Programa Remediar, que garantizaba la provisión de medicamentos gratuitos a las personas con menor capacidad adquisitiva, fue dado de baja por la gestión de Mauricio Macri. Lo reemplazaron por la Cobertura Universal de Salud (CUS), un programa del que sólo se escuchan quejas. Como las que se suceden en los Centros de Salud de los barrios mas humildes de Bariloche.

El Ministerio de Salud de la Nación no puede garantizar la provisión de los medicamentos, y los que están llegando vienen en envoltorios mas chicos, y ya se empieza a notar la escasez de algunos específicos. 

En la Zona del Alto de Bariloche la pobreza arrecia, como una extraña contradicción en la ciudad reconocida mundialmente como uno de los centros turísticos mas importantes de la Argentina. Miles de compatriotas la pasan realmente mal. Sobre todo en invierno, donde a la falta de lo cotidiano se suma el frío. Y enfermarse en esas condiciones no es extraño. 

El Estado siempre estuvo un poco ausente en estas zonas, pero hasta hace poco por lo menos se podía zafar bastante bien, y ante un enfermedad estaban los Centro de Salud para asistirlos. Hoy los medicamentos escasean. Y sin ser lo único que falta, en mayor medida que antes, esta escasez suele ser la diferencia entre la vida o la muerte.

“Hay faltantes para pacientes asmáticos, hipertensos y también diabéticos. Estamos con donaciones, muestras gratis que dejan los visitadores médicos, o lo que manda la farmacia del hospital Ramón Carrillo, que a veces no tiene el medicamento requerido y el paciente lo tiene que comprar”, le dice Jana Cárdenas del Centro de Salud El Frutillar a un periodista del diario Río Negro.

“La principal necesidad es la medicación. Tenemos muy pocos y la caja del Programa Remediar bajó un montón”, agrega la médica Eugenia Sebastián del Centro de Salud de Nuestras Malvinas-Nahuel Hue.

Denuncian que hay semanas que no reciben test de embarazos y desde Nación no mandan más dosis de Depo Provera, que son anticonceptivos inyectables. 

La gente pobre de Bariloche vive mayoritariamente de changas, de hacer lo que se puede, y eso hace que siempre sea difícil poder pagarse medicamentos, entonces algunos arrastran dolencias que podrían ser fácilmente tratables. Y cuando el trabajo escasea la salud deja de ser una prioridad, para cualquiera. 

Ahora, con un gobierno que tiene como principal característica una insensibilidad sin limites, que incluye mirar a las personas como números que se pueden ajustar, a los mas desprotegidos se les está haciendo muy difícil la vida. 

(Visited 49 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...