2 de abril: Un día para homenajear a los soldados que fueron víctimas de la dictadura

La noticia de que habíamos recuperado las Islas Malvinas se expandió rápidamente por toda la geografía nacional en la mañana del 2 de abril de 1982. La euforia de haber tomado posesión del territorio usurpado por los Ingleses en 1833, no dejó margen para pensar que todo se trataba de una puesta en escena de los genocidas que desde 1976 ostentaban el poder en la Argentina.

La crisis social y económica, a la que nos había arrastrado el proyecto instaurado el 24 de marzo de 1976, ponía en peligro la continuidad del régimen militar, entonces inventaron la “recuperación de Malvinas”. Probablemente, desde la tranquilidad de “gobernar” siguiendo las ordenes de los Estados Unidos, nunca pensaron que Inglaterra reaccionaría como lo hizo. Quizá desde esa inconsciencia surgiera aquella bravuconada: “Si quieren venir que vengan les presentaremos batalla”.

La prensa adicta- a la que ya les habían regalado Papel Prensa- escribía loas a una supuesta superioridad del ejercito argentino cuando el conflicto pasó a mayores. “Estamos ganando”, titulaban siguiendo las ordenes de los genocidas. Mientras tanto, los pibes argentinos soportaban el frío del invierno mal vestidos y peor alimentados. Fueron victimas, también ellos, del terrorismo de Estado.

La desclasificación de los archivos secretos de las fuerzas armadas sobre la guerra de Malvinas ratificó las graves violaciones a los derechos humanos que fueron cometidas contra los propios soldados argentinos por parte de sus superiores militares.

“La mayoría de esos testimonios relatan que sufrieron pie de trinchera -congelamiento de los pies por la humedad y el frío del terreno-, desnutrición, casos de estaqueamiento, enterramiento en fosas y otros tipos de castigos físicos por haber dejado sus puestos para salir en busca de la comida que escaseaba entre los soldados”, dice una nota del diario Clarín titulada “Los archivos secretos que confirman que hubo torturas a soldados en Malvinas”, publicada el 14 de septiembre de 2015.

Un conflicto que una a los argentinos y acalle las voces que en todo el mundo denunciaban la violación sistemática de los derechos humanos, ese era el plan de la Dictadura en abril de 1982.  

Con el regreso de la Democracia sabríamos que 649 jóvenes argentinos dejaron sus vidas en las Islas, que fueron cerca de 1300 los heridos, y que las secuelas psicológicas desembocarían en el suicidio de 350 excombatientes.

En honor a la verdad y la justicia, los argentinos no podemos permitirnos renunciar a la soberanía sobre las Islas, ni desconocer el contexto y las razones por las que nuestros soldados dejaron su vida en Malvinas.

Es lo menos que podemos hacer para homenajear a los que dejaron sus huesos en esa parte de nuestro territorio y para recordarles a los excombatientes- sobrevivientes de la dictadura- que el pueblo argentino aún tiene pendiente con ellos una gran deuda de reconocimiento. 

(Visited 840 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...