Brutal ajuste a los jubilados: en marzo el aumento de la mínima será de 400 pesos

La reforma previsional impulsada por el gobierno nacional que modifica la forma de actualizar los haberes de los jubilados y pensionados de la Argentina significaría un “ahorro” de más de 100 mil millones de pesos. Tal como lo requiere el FMI. Ese cálculo surge de la sumatoria de los ingresos que perdería el sector pasivo a partir del año próximo.

El cambio de la formula de movilidad  previsional que originalmente presentó el gobierno nacional, sufrió una leve modificación ayer a propuesta del Senador Miguel Pichetto que no cambia la cuestión de fondo de hacerle pagar a los jubilados el ajuste en marcha. En una teatral puesta en escena, el rionegrino habría dicho que así como estaba el proyecto no pasaba y sugirió una modificación, unos pocos minutos después el gobierno la acepto. Fue el tiempo en el que tardaron en hacer cuentas y verificar que la nueva propuesta seguía siendo mala para los jubilados.

En marzo los jubilados, con la ley de movilidad jubilatoria del gobierno de Cristina Kirchner tendrían que tener un aumento del 12%. Ahora, en el acuerdo del gobierno nacional con el sector que conduce Pichetto será del 5,7%, un poquito más del 5,2% que habían aceptado los gobernadores. En números más claros significa que los jubilados de la mínima pasaran de 7.246 pesos actuales a 7.660 pesos en marzo. En ese monto, 40 pesos significa la mejora propuesta por Pichetto y aceptada rápidamente por el gobierno nacional.

La fórmula de movilidad previsional se utiliza para aumentar también numerosas prestaciones de la Seguridad Social, como la Asignación Universal por Hijo (AUH), las asignaciones familiares de los trabajadores formales, las pensiones no contributivas (invalidez y otras) y las pensiones a ex combatientes de Malvinas. Es un universo de 17 millones de personas, incluidos los jubilados y pensionados. De ahí que los cambios le permitirán ahorrar al Estado más de 100 mil millones de pesos en prestaciones el año próximo, tal como reclamaba el Fondo Monetario Internacional. 

Para la Asignación Universal por Hijo, la modificación de la fórmula fijada ayer en el Senado representa una mejora irrisoria: 73 pesos. El beneficio pasará de los actuales 1412 pesos a 1492. Si se hubiera aplicado la movilidad del gobierno de Cristina Kirchner, la AUH hubiera ascendido a 1581 pesos.

La Vicepresidenta Gabriela Michetti, en su característica “habilidad” de tratar con total liviandad temas que desconoce, dio una idea de lo que el gobierno nacional piensa de las jubilaciones que se pagan: “se llevan de los montos más grandes de todos”, dijo y justificó el ajuste brutal sobre el sector que siempre paga los costos de beneficiar a sectores menos necesitados.

En este asunto la historia se repite. En noviembre de 2000 Clarín titulaba “el gobierno logro un pacto fiscal después de duras negociaciones. Los Gobernadores del PJ firmaron el acuerdo”. Ahora, se acordó un pacto fiscal y los gobernadores lo firmaron. “Se congela el gasto público en la Nación y las provincias….Es una de las medidas que reclama el FMI…Otra es la reforma previsional que recorta futuras jubilaciones…”seguía diciendo Clarín aquel día, casi con las mismas palabras que se repiten en la actualidad.

El presidente era otro, pero algunos de los actuales funcionarios estaban en ese gobierno. El ajuste se hizo y un año después la Argentina entraba en una de las peores crisis de su historia. Y aquel presidente se fue en helicóptero dejando en la calle más de 30 muertos. Por lo que el “ahorro” que el gobierno pretende obtener, metiendo la mano en el bolsillo de los jubilados y pensionados, no le garantiza una reducción del déficit, sobre todo si el festival de deuda no termino.

Tapa del Diario Clarín del 21-11-2000. Cualquier parecido con la actualidad es pura coincidencia
(Visited 121 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...