Datos alarmantes: lejos de la “Pobreza 0”, crece la indigencia en Argentina

Los nuevos datos sobre pobreza, difundidos ayer por la Universidad Católica Argentina, podrían simplificarse afirmando que, como hace muchos años no se veía en el país, la brecha entre los más pobres y los más ricos crece a un ritmo alarmante. En otras palabras, los pobres se siguen empobreciendo mientras los ricos aumentan su riqueza. 

13.500.000 de pobres y 2.500.000 de indigentes son los datos del informe publicado por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA). La cifra de pobreza abarca a un tercio de tercio de los argentinos: representa el 31,4%. En ese frío numero la cifra mas alarmante y dolorosa es que la mitad de los chicos menores de 14 años son pobres. 

La universidad anunció que el dato ahora difundido deriva de una nueva metodología de medición y análisis por lo que los datos no son comparables con los informes anteriores.

Entre los cambios se ubica el uso del censo 2010 en lugar del de 2001, además de que se rediseñaron los cuestionarios y se comenzó a usar la canasta de consumo e ingresos que usa el Indec en su cálculo.

“La Argentina sigue manteniendo un tercio de la población bajo la línea de pobreza por ingresos o por derechos”, afirmó Agustín Salvia, coordinador del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, autor del informe, que además disparó: “los pobres son ahora más pobres que antes”.

Los datos del nuevo informe contrastan con lo expresado por el Presidente Mauricio Macri en su cuenta de facebook, al momento de realizar un balance de sus dos años de gestión: “Sabemos, como desde el primer día, que es difícil. Pero lo que hicimos hasta acá es extraordinario. Dejamos atrás el pasado, nos permitimos tener esperanza, comprobamos que es posible cambiar”, aseguró. 

Extraordinario. Es la palabra elegida por el Presidente Macri para definir estos dos años en los que registraron despidos masivos por el cierre de empresas, en los que la inflación no se pudo controlar, a pesar de que la deuda pública ubica a la Argentina nuevamente entre los países que más se endeudan en el mundo, entre muchos otros inconvenientes que terminan generando los datos informados por la Universidad Católica Argentina. 

El nivel de endeudamiento del país enciende alarmas en el futuro cercano. “Estamos viviendo de prestado”, dijo hace poco el ex presidente Eduardo Duhalde. El problema es que llegará el momento en que sólo los intereses del pago de deuda se volverán una carga tan grande que habrá que recortar fondos necesarios para temas urgentes y destinarlos a cumplir con esos compromisos. De allí a un nuevo 2001 hay un paso.

El gobierno parece entender que eso sucederá y apura los ajustes: avanzará esta semana con la idea de quitarles 100 mil millones de pesos a los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Sólo esa medida podría acrecentar, aún más, las cifras de pobreza e indigencia.

Sin embargo el ajuste no es igual para todos: el Diario Crónica publicó que Horacio Rodríguez Larreta, autorizó el desembolso de casi 250 millones de pesos para la realización de encuestas y estudios de opinión en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Un incomprensible despilfarro mientras se le mete la mano en el bolsillo a los jubilados.

Mientras todo esto sucede, los ricos, a los que no les llega ningún ajuste, se levantan cada día sabiendo que mientras se siga gobernado para ellos su riqueza no dejará de aumentar. 

 

 

 
(Visited 982 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...