El Gobierno Nacional confirma que habrá reforma laboral después de las elecciones

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, hablo de la reforma laboral que pretenden instrumentar después de las elecciones de octubre. Sostuvo que debería surgir del “producto del consenso de los argentinos” y dependerá de “lo que los actores sociales estén dispuestos a trabajar”.

En el mismo sentido, el Vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, dijo que la reforma laboral que impulsa el oficialismo será por “consensos” con todos los sectores, al destacar que no habrá “sorpresas” ni caerá “un misil inesperado para nadie”.

“En primer lugar lo que queremos hacer en todos los casos es generar condiciones para que haya más trabajo y en segundo lugar lo vamos a hacer en base de consenso y diálogo con los sectores de los trabajadores y empresarios”, indicó Quintana, y agregó un dato no menor y preocupante: “Lo estamos trabajando en consenso con las organizaciones sindicales desde hace uno meses y lo haremos con las fuerzas opositoras en el Congreso”.

El anuncio del Gobierno de Mauricio Macri se da en medio de los debates generados por la reforma laboral aprobada en Brasil donde, bajo el paraguas de modernizar el mercado brasileño y revitalizar la economía, se han dado por tierra con conquistas laborales que tenían muchos años de aplicación.

La reforma laboral brasilera, que quieren reproducir en Argentina, le da a las empresas facilidades para despedir a sus empleados, además de crear mecanismos que dificulten los juicios que los trabajadores puedan iniciarle a sus empleadores, elimina el convenio colectivo permitiendo que, por ejemplo, una multinacional acuerde las condiciones laborales con su empleado de manera individual, lo que significa que si este no esta de acuerdo con lo que se le impone pueda ser despedido sin problemas.

Se permiten, también, jornadas de hasta 12 horas diarias de trabajo y el empleado deberá aportar a un fondo que se le dará como indemnización en caso de despido (o sea pagará de su bolsillo su propio despido), se podrá contratar por hora o por día a un trabajador, avisándole con tres días de anticipación, entre otras medidas que solo benefician a una de las partes de la relación laboral.

En Argentina, el propio presidente, un hombre ligado al mundo empresarial, comenzó a crear las condiciones para generar la reforma laboral tal como se acordó en Brasil. Empezó hablando de las “mafias de los juicios”, culpando a los trabajadores de la situación de desempleo que se registra en el país. 

A partir de lo sucedido en Brasil, nuestro principal socio comercial, hablarán de una fuga de empresas hacia el vecino país en caso de que la Argentina no adopte las mismas medidas. Todo deberá pasar por el Congreso, y en la seguridad de que tendrán el número para aprobar la reforma la dejan para después de Octubre.

Los legisladores que hagan falta para garantizar la aprobación, lo aportarán los aliados estratégicos- los del discurso de la oposición responsable- de todas las leyes que necesitó el macrismo para llevar el país al cuadro de situación actual.

 
(Visited 531 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...