Los jóvenes: los más afectados por la desocupación

Un informe privado indica que en la Argentina cerca del 24% de los jóvenes no tiene empleo. Un indice que triplica al del desempleo general. Ademas, la mitad de los que consiguen trabajo lo hacen en forma precarizada. Es decir, que trabajan en negro, y a pesar de tener un ingreso no tienen acceso a vacaciones pagas, ni aguinaldo, ni licencias por enfermedad, ni obra social, ni aportes jubilatorios.

El gobierno nacional también conoce estos datos, solo que en lugar de intentar revertirlos, ha tomado medidas que ayudan profundizar la situación. Y eso genera no solo desempleo, sino que ademas un aumento significativo de la deserción estudiantil de los hijos de los trabajadores. Los estudios universitarios se empiezan a mirar como un lujo que no todos pueden darse. 

Mientras las publicidades muestran a un  gobierno que habla de la capacidad emprendedora de los jóvenes, y hasta se los invita a participar de ferias juveniles del trabajo, el recorte presupuestario en programas que apuntaban al acompañamiento y la formación de los que se están insertando en el mercado laboral es evidente.

El programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo, creado en el 2008 para brindar formación y ayuda económica, redujo sus partidas en un 14% en 2017 . El PROGRESAR, creado en el 2014, sufrió un ajuste del 47% y además, redujo a la la mitad el público incluido: de casi un millón de jóvenes alcanzados en 2016, actualmente quedan menos de 500 mil.

La situación general de desempleo en la Argentina se profundiza día a día, con el agravante de que el mercado informal del trabajo se ha reducido dramáticamente. Las “changas” que significaban una ayuda y una salida, ya no se consiguen.

En ese escenario preocupa que las medidas del Gobierno de Mauricio Macri sigan priorizando los beneficios de los sectores que más ganan. Mientras que los más perjudicados terminan siendo aquellos a los que le dicen “ustedes son el  futuro”.

(Visited 60 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...