Para achicar el déficit fiscal, el gobierno nacional dejará sin pensión a miles de personas con discapacidad

El gobierno de Mauricio Macri decidió llevar el ajuste a las personas con discapacidad que cobran pensiones no contributivas. Desde hace un par de meses muchos beneficiarios venían dejando de percibir el beneficio. A partir de este mes, ese número irá en aumento, según lo reveló un informe del Diario Clarín.

Sin previo aviso, el Ministerio de Desarrollo Social, por expreso pedido del presidente, decidió aplicar un decreto que establece más exigencias y condiciones para acceder a estas pensiones:

– No podrán ser  beneficiarios los que tengan cónyuges que perciban una pensión o jubilación.

– Sufrirán la baja de sus pensiones personas con dificultades para manejarse de manera independiente, en caso de que cuenten con un tutor que perciba ingresos equivalentes a tres salarios mínimos, es decir, cuyo familiar tenga un ingreso formal de $ 21.000.

En el Ministerio de Desarrollo de Nación trabajan sin descanso en la revisión de todas las pensiones. Entrecruzan datos con otros organismos y automáticamente dan de baja a las que consideran que se pueden eliminar. “Estamos ajustándonos a la ley”, dicen apelando a un decreto de 1997 que establecía una ayuda asistencial solo en casos de “extrema indigencia”.

Mauricio Macri quiere una urgente reducción de gastos, que lo deje lo más cerca posible de la meta de 4,2% de déficit fiscal. “La mitad de lo que recauda el Estado se lo lleva la Anses, así no hay plan de reducción de déficit que sea viable”, señalan en el Ministerio de Hacienda.

Lo contradictorio es que no se haya pensado en el déficit fiscal en el momento en el que la quita de retenciones al sector agroexportador le hizo perder al Estado 60.000 millones de pesos sólo en el 2016, o a la hora de perdonarle deudas a las distribuidoras de energía eléctrica por 19.000 millones de pesos, o por los intereses que debemos pagar por una deuda innecesaria de 95.000 millones de dólares contraída desde diciembre de 2015 a la fecha.

Comparado con el nivel de despilfarro en el que esta sumido el país, el ajuste que lograran hacer con la quita de pensiones, cuya mínima es de $ 4.200, será insignificante y difícilmente sirva para algo en la intención de bajar el gasto fiscal.

Los beneficiarios de pensiones por discapacidad que posean un auto o una casa también se están quedando sin el beneficio. Si en un matrimonio de personas mayores uno de ellos cobra una jubilación mínima, que apenas le alcanza para pagar el alquiler, el otro no puede percibir la pensión para personas con discapacidad, según el criterio que se está a aplicando.

Insensibilidad sin limites 

En estos días se conoció el caso de una mujer rosarina, cuyo hijo de 33 años se encuentra cuadripléjico desde que nació, y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación le quitó la pensión graciable no contributiva de 4.200 pesos que cobraba.

Según relató Myriam Coria, le dijeron que el organismo que conduce la ministra Carolina Stanley la consideraba “solvente” porque su marido gana 22.000 pesos por mes, sin considerar que los gastos que derivan de una situación como la de su hijo superan, en mucho, a lo que percibe como ayuda social.

En una publicación en Facebook, la mujer detalló los gastos que tienen:

– 6000 entre alquiler e impuestos.

– 2200 de luz (se alimenta con bomba de infusión)

– 1000 de gas (necesita un lugar calefaccionado porque sufre de neumonías)

– 1800 pesos en pañales

– 780 de servicios sociales ( PAMI no cubre Emergencias ni sepelios)

– 2500 de medicamentos

Además, en cuanto a la tarifa de electricidad, también indicó que le niegan la tarifa social porque el marido gana más de 10.000 pesos.

 

(Visited 165 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...