El ex periodista del Diario Río Negro, Claudio Andrade, es el encargado de la “Operación Maldonado” en Clarín

El corresponsal de Clarín, Claudio Andrade, fue el periodista que aseguró que un mapuche -al que llamó enigmáticamente como Testigo E- se habría quebrado y habría terminado confesando ante el juez de la causa Santiago Maldonado el lugar donde fue encontrado el cuerpo la semana pasada, en el marco de una supuesta pelea al interior de la Lof en Resistencia de Cushamen.

Fue el mismo magistrado Gustavo Lleral quien ayer tuvo que salir a desmentir esta nueva pista falsa plantada por medios oficialistas: “No declaró ningún Testigo E ni de ninguna otra letra del abecedario”. Y ratificó la versión que ya se sabía y que había sido publicada por otros medios: que si hubo un dato vino de un prefecto. “El testimonio lo brindó el prefecto principal Leandro Antonio Ruata, un prefecto rescatista y buzo con amplia experiencia, que aconsejó realizar un nuevo rastrillaje con más buzos y bomberos”, especificó Lleral.

Pero la pista falsa del Testigo E no fue la única que plantó el corresponsal de Clarín.

El 23 de agosto fue un día muy fructífero, en ese sentido: Andrade publicó 3 notas. La primera fue sobre una de las teorías más disparatadas que ha tenido el caso. “Analizan muestra de ADN para saber si Maldonado fue herido en una estancia de Benetton. Es a partir de la denuncia del puestero Evaristo Julián Jones, que aseguró haber acuchillado a uno de los hombres que participó del ataque”, tituló.

El mismo día, luego de estigmatizar a los mapuches 12 días antes y presentar a un matrimonio de mapuches “que logró ganarle a Benetton sin violencia”, aseveró que “nuevas pericias demostrarían que quien haya estado usando la ropas adjudicadas a Santiago Maldonado efectivamente cruzó el río Chubut” y que “su rastro se pierde 600 metros hacia los cerros”.

El 16 de agosto, el mismo corresponsal de Clarín había aprovechado el tema de los olores en las ropas adjudicadas a Maldonado para escribir a favor de la posición del gobierno nacional: “Según le hicieron saber fuentes del ministerio de Seguridad a Clarín, los resultados iniciales de las pesquisas refuerzan la teoría del equipo de Patricia Bullrich de que Maldonado podría no haber estado aquel día en Cushamen”.

También el 23 de agosto puso en duda la palabra del testigo Ariel Garzi, el amigo de Maldonado que lo llamó el 2 de agostó a su celular, llamada que fue atendida por alguien durante 22 segundos, pero sin hablar. “Una fuente puso en duda que esa llamada haya existido”, publicó Andrade en Clarín y tituló que Garzi había quedado “bajo sospecha”.

El 25 de agosto, embistió contra la figura del mismo Maldonado: “Se especula con que también se habría unido a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) para llevar hasta el final sus convicciones en favor del pueblo indígena. Los investigadores sospechan que funcionaba como correo de los mapuches entre Argentina y Chile a través de pasos fronterizos no autorizados”.

Andrade tampoco dejó pasar la oportunidad para difundir la operación de las dos médicas que supuestamente afirmaban haber atendido al joven desaparecido. “Dos médicas habrían atendido a un herido horas después del ataque a un puesto. Podrían indagarlas en los próximos días. Una de las hipótesis es que ese hombre sería el tatuador”, tituló el 28 de agosto.

Luego de publicar que “en Facebook, Santiago Maldonado se hacía llamar como un feroz y legendario cacique mapuche: Juan Calfucurá” y que “a los hijos de los gendarmes les dijeron en la escuela que sus padres son “asesinos”, el 31 de agosto, se sumó a otra de las maniobras de distracción más conocidas en este caso: que Maldonado estaba en Chile. “En las redes y de fuentes en off se escuchó que Maldonado estaría vivo en Chile. El relato además indica que el joven habría cruzado por uno de los pasos cordilleranos no autorizados que tenía por costumbre utilizar desde hace buen tiempo atrás. Ayer trascendió un video en el cual se lo observa al tatuador junto a uno de sus amigos poco antes de viajar hacia la Argentina. Las imágenes habrían sido tomadas hacia el final del verano en Ancud, una de las principales ciudades de la llamada “Isla Grande”. Otra prueba más de su contacto con gente de aquel país”.

El 3 de septiembre, sugirió la idea que Maldonado estaba vivo el 16 de agosto, a partir de que supuestamente “expertos de las brigadas caninas entregaron un informe preliminar al juez Otranto en el cual se indica que encontraron aromas de personas, muy presumiblemente vivas, en el interior de Cushamen, que se corresponden con los de las ropas que se le adjudican al artesano”.

Al final de la crónica, Andrade concluyó que “ahora los especialistas tienen un elemento extra para especular con que el tatuador pudo marcharse voluntariamente y continuar con una vida clandestina en algún área de las más de 1.000 hectáreas ocupadas por la gente del Pu Lof entre quienes habría integrantes del grupo Resistencia Ancestral Mapuche. Fuentes de la investigación reconocen que están dedicando una parte de sus esfuerzos a corroborar esta teoría”.

Posteriormente, Andrade se dedicó a seguir estigmatizando a la comunidad mapuche (“La extraña conducta de tres referentes mapuches y su relación con Santiago Maldonado”), al acusarlos de haber modificado la escena donde habría desaparecido Maldonado, y de que en el lugar había “balas de Fal y 9mm en el Pu Lof”.

El 25 de septiembre, el periodista de Clarín llegó a la máxima del medio para el que trabaja: “Algunos de los testigos claves presentados por el CELS ante el Tribunal Federal de Esquel, en el marco de la causa por la desaparición de Santiago Maldonado, tienen fuertes y probados vínculos con el kirchnerismo. Al menos uno de ellos recibió una casa en Santa Cruz, mientras que otro todavía cobra un sueldo municipal de la misma provincia, los demás forman parte de radios comunitarias y organizaciones ultra K que responden a Martín Sabbatella”.

No sin divulgar otra foto falsa del joven, luego sería tiempo de construir la teoría falsa del Testigo E, desde el 18 de octubre, 4 días antes de las cruciales elecciones legislativas, cuando el gobierno nacional sólo rezaba que el caso no afectara sus chances electorales, sólo aliviadas por los primeros estudios sobre el cuerpo de Maldonado dadas a conocer por el juez Lleral, el viernes 20, el mismo magistrado que ayer puso en evidencia a Andrade y Clarín en una maniobra más que ultraja el cuerpo ahora hallado de Santiago.

Nota de Sergio Villone. Titulo original: “Periodista de Clarín que inventó la teoría del Testigo E también diseminó otras pistas falsas”

(Visited 461 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...