El gobierno de Vidal no quiere abrir los comedores escolares en los días de paro

A pesar de los brotes verdes que el gobierno asegura ver, la falta de empleo y la inflación golpean fuerte a los sectores postergados de la sociedad, sobre todo en las grandes barriadas, como las del conurbano bonaerense.

En esos escenarios, donde la vida se hace mas difícil, comenzó a suceder, cada día con mas fuerza, que los chicos tienen la necesidad de ir a la escuela, ya no solo para aprender. Ahora, también, se trata de combatir el hambre. En un país que tiene como horizonte la pobreza cero, desde la mirada gubernamental, los comedores escolares terminan siendo imprescindibles, terminan haciendo la diferencia entre comer algo o nada. 

El Diario Perfil, con una linea editorial muy cercana a los intereses del oficialismo, a veces siente algo de vergüenza y se anima a denunciar realidades. Desde una nota que firma el periodista Ramón Indart bajo el titulo “Polémica por la restricción a comedores escolares durante los paros docentes”, dice que el gobierno de María Eugenia Vidal no paga los alimentos de los comedores de la escuelas los días de paro. De esa manera se “ahorra” los $ 16.40 por el almuerzo de cada chico y los $ 10.60 del desayuno/merienda. 

Es el Ministerio de Educación de la provincia el que controla y decide si se abre o no la escuela, aunque no haya clases. O sea que para la provincia un día sin clases significa un ahorro “significativo”, no pagan el salario del docente porque no reconocen el derecho a huelga y no “gastan” en la comida de los chicos.

(Visited 67 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...