Mientras ajustan a los pobres, los sojeros dejan de pagar retenciones por 1.000 millones de pesos en el 2018

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario realizado por Julio Calzada y Emilce Terré seña que la rebaja de 6% en la alícuota de retenciones al complejo sojero en el 2018 (a razón de 0,5% por mes) podría implicar una caída de 1000 millones de dólares en los recursos del gobierno nacional, cifra que equivale a el 1% de los ingresos tributarios totales previstos para ese año, o el 0,16% del PBI estimado para 2018.

Estos números elevan a 18 mil millones de pesos la transferencia de recursos hacia el sector sojero desde la llegada de Mauricio Macri a la presidencia. La realidad del sector agro exportador dista mucho de la que viven miles de jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH en la Argentina, a los que el oficialismo le recortará sus ingresos a partir de marzo. 

Originalmente el gobierno nacional había justificado la rebaja paulatina de las retenciones agropecuarias desde la particular “teoría del derrame”, por la cual si estos sectores se enriquecían aún más podrían derramar sus excedentes sobre el resto de la sociedad a través de una mayor creación de fuentes de trabajo en el sector. Nada de eso sucedió. 

Con datos de la Jefatura de Gabinete se supo que sólo en el 2016, la eliminación de retenciones al trigo, maíz y girasol, entre otros, y la rebaja para la soja implicó una pérdida de recaudación de 52.913 millones de pesos. Equivalente a 64 mil millones de pesos actualizados por la inflación de 2017. 

Ademas de este beneficio para un sector que no tiene inconvenientes económicos, el gobierno de Mauricio Macri bajó también la alícuota de Bienes Personales desde el 1,25 por ciento en 2015 hasta un insignificante 0,25 por ciento el año que viene. Por esa reducción el Estado nacional dejó de percibir ingresos por 31.357 millones de pesos en 2016 y 2017. El impuesto Bienes Personal grava el patrimonio y se lo considera el más progresivo ya que pagan más los que más tienen. En Argentina eso ya no sucederá. 

Ahora, a raíz de estos beneficios para los sectores de mejores ingresos, el Gobierno salió a compensar las pérdidas de recaudación metiendo mano en los magros bolsillos de los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Así, la Reforma Previsional termina siendo la forma de sacarle fondos a los más pobres para ayudar a los ricos a fortalecer sus ingresos. 

(Visited 71 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...