Otro caso parecido a Pepsico: cierran la fábrica de Fideos Manera en Bahía Blanca

La crisis laboral, producto de los ajustes presupuestarios que realizan los grupos empresarios, sigue golpeando fuerte en la Argentina. Esta vez le toca a una de las empresas más conocidas por los argentinos, la histórica fabrica de Fideos Manera. Sus actuales dueños, Molinos Río de la Plata S.A, le comunicaron a los 59 empleados de la planta de Bahía Blanca que el cierre será definitivo en los próximos meses. Aunque los fideos Manera seguirán existiendo. 

Al igual que lo sucedido con Pepsico, aquí también se pretende el traslado de la actividad realizada en Bahía Blanca hacia otra localidad. El destino elegido para producir sería Tortuguitas, también en la provincia de Buenos Aires. El argumento es el mismo que se viene esgrimiendo ante cada cierre, la baja sustancial en la comercialización de lo que se produce y la imposibilidad de competir con los productos de similares características que son importados. 

En la Argentina de estos días es más rentable “invertir” en el mercado financiero que apostar a la producción, por eso no resulta llamativa la medida de Molinos Río de la Plata S.A, grupo empresario de la familia Pérez Companc, la tercera más rica de la Argentina, para mayores datos. 

El 29 de abril de 2016 la Agencia de Noticias Télam titulaba “Molinos Río de La Plata invertirá $1.000 millones en una planta santafesina”. En la nota hablaba de la inversión para ampliar la capacidad de almacenamiento de soja, en un anunció realizado por el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile. Ahora, Molinos Río de la Plata, decide el cierre de su fábrica de fideos en Bahía Blanca y el despido de los 59 trabajadores argumentando dificultades económicas.

Uno de los párrafos de esa nota de la agencia estatal dice: “En una conferencia de prensa realizada esta tarde en Casa de gobierno, con la presencia del CEO de Molinos Río de la Plata, Amancio Oneto, Peña y Buryaile coincidieron en destacar que la inversión se produce a partir de las nuevas políticas impulsadas por el gobierno nacional para promover el crecimiento económico de la Argentina, y destacaron su importancia en lo que respecta a la posibilidad de creación de empleo y aumentar las exportaciones de productos manufacturados”. Toda una contradicción con lo que está sucediendo en muchas regiones de la Argentina. 

El acuerdo, logrado por el Sindicato Argentino de Trabajadores de la Industria Fideera (Satif) y la Empresa, establece que a los trabajadores se les va a pagar el sueldo hasta fin de año y que la indemnización, en algunos casos, sería superior a lo establecido por ley. Otras similitudes con el acuerdo logrado en el caso de la Multinacional Pepsico, en donde el gremio tampoco se esforzó demasiado por garantizar la continuidad laboral. 

Mientras tanto, algunos sectores, que ven con preocupación lo que esta sucediendo con el mercado del trabajo, piden una ley de emergencia laboral, como la que fuera vetada por Mauricio Macri en mayo de 2016, que prohíba este tipo de maniobras de grupos empresarios que no registran pérdidas pero se sienten habilitadas a realizar ajustes.

Emergencia ocupacional para garantizar continuidad de los empleos o reforma laboral para mejorar la rentabilidad de las empresas, es lo que se discutirá en la Argentina de los próximos meses. Como antesala, en Bahía Blanca están despidiendo a 59 trabajadores y cerrando una fábrica de 90 años de vida, como parte de un ajuste empresarial habilitado por el gobierno y que cuenta con la complicidad gremial. 

 
(Visited 404 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...