Peña y la mentira del día: “es falso que estemos sobre endeudando a la Argentina y que estemos hipotecando el futuro”

Mientras el gobierno de Mauricio Macri endeuda a la Argentina a un ritmo muy superior al registrado en los peores momentos de su historia, acumulando una deuda externa de mas de 100 mil millones de dolares en tan solo un año y medio; el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, considera que es “falso que estemos sobre endeudando la Argentina y que estemos hipotecando el futuro”.

Por otro lado el Ministerio de Finanzas emitió un bono de deuda a 100 años, que fue blanco de burlas en distintos medios del mundo, defendido por Peña en la rueda de prensa ofrecida en Olivos luego de la reunión de Gabinete, señalando que se hizo en un “contexto internacional extremadamente favorable”. Y aprovechó para llenar de elogios la gestión del ministro Luis Caputo.

Dijo además, respecto a esta vergonzosa deuda que se terminará de pagar en el año 2.117,  que “nunca en su historia la Argentina consiguió un financiamiento más barato que éste”, y agregó: “se debe a la confianza que ha generado el presidente Macri y este gobierno en tan sólo un año después de estar en default, de ser uno de los países incumplidores que había estafado de distintas maneras y distintos momentos a los ahorristas del mundo”.

Agregó que “la tasa específica de este bono de cien años es tan solo menos de un punto de diferencia de la tasa del bono de treinta años”, lo que consideró “una diferencia marginal muy baja para una colocación que permite generar más confianza, que genera a su vez la posibilidad de tasas más bajas aún”. Dando a entender, claramente, que el camino de endeudar al país en todo lo que sea posible es el objetivo central del gobierno nacional por estas horas.

Hace unos meses el ministro de economía, Nicolás Dujovne, en un lapsus de sinceridad, reconoció que el mundo estaba dispuesto a prestarle a la Argentina gracias a que habían recibido un país desendeudado. Sin embargo Peña repitió un argumento que no resiste ningún análisis serio: “tres de cada cuatro dólares que pagamos de deuda externa es para pagar deuda vieja, una vulnerabilidad que se originó justamente por la falta de credibilidad de la Argentina”.

Peña sostuvo, además, que “la Argentina ya empezó a crecer y eso es muy importante, porque al igual que el proceso de baja de la inflación, de poder insertarnos en el mundo, de poder generar las condiciones para generar trabajo, son las bases para poder crecer los próximos veinte años” y reducir así “la brecha que hay entre la Argentina posible y la Argentina real”.

Lo que no dice es que el supuesto crecimiento viene acompañado con despidos diarios de trabajadores, con una fuerte perdida de poder adquisitivo que, naturalmente, lleva a una baja de la inflación, por la única razón de que la gente no tiene dinero para consumir al ritmo que lo hacia antes de su gobierno.

El Jefe de Gabinete mencionó que “hay muchos sectores que ya están mostrando recuperación”, la cual, admitió, “va a ser despareja en la velocidad y el tiempo en los distintos lugares del país, pero no tenemos dudas que estamos yendo por el camino correcto hacia el crecimiento y hacia una mejor situación para los argentinos”.

Para el final se guardo lo mejor de su repertorio, palabras que no vale la pena analizar. Dijo: “muchas veces nos agarra la ansiedad de querer que las cosas sean más rápidas, sabemos el enorme esfuerzo que muchos argentinos están haciendo, sabemos que muchos están esperando hace muchos años para salir de las dificultades económicas. Pero lo más importante es ratificarles que estamos junto a ellos, que no nos olvidamos, que para eso nos metimos, para mejorarle la vida”.

(Visited 19 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...