Acuerdo Pichetto-Weretilneck: Plan Castello, Tribunal de Cuentas y Defensoría del Pueblo

Desde hace un tiempo muchos datos de la realidad hacen suponer que los caminos políticos del actual gobernador, Alberto Weretilneck, y el senador del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, los llevan a lugares comunes. Uno de los primeros puntos de acuerdo se dio durante el tratamiento del Plan Castello.

El oficialismo proponía un plan de obras públicas e infraestructura en la provincia para el qué se requería contar con financiamiento externo. Para habilitar al ejecutivo provincial a tomar deuda era necesario el aval legislativo. Los votos que faltaban los puso el sector que responde a Pichetto. Sus legisladores se  escudaron en el mismo slogan que repite el senador nacional cada vez que acompaña medidas del gobierno de Mauricio Macri: la oposición responsable. 

Existía una vacante en el Tribunal de Cuentas, que se produjo ante la salida de Juan Huentelaf. Hubo acuerdo legislativo para que lo cubra Roberto Meschini, un hombre del peronismo cercano al Senador Pichetto, aunque existió unanimidad a la hora de su nominación.

En cuanto al adjunto de la Defensoría del Pueblo, sorprendió que también se imponga el sector de Pichetto, cuando el resto de los legisladores esbozaban otros respaldos. El lugar lo ocupará Cesar Domínguez. Antes, algunos legisladores pichettistas habían garantizado los votos para que Adriana Santagati se convierta en la nueva defensora del Pueblo. Santagati es esposa del líder de UPCN, Juan Carlos Scalesi.

A futuro se habla de un respaldo legislativo de la “oposición responsable” a la reforma de la Constitución provincial, si el oficialismo lo considera necesario. Pichetto ya había avalado esa posibilidad en una nota brindada al Diario Río Negro el año pasado.

Pichetto es uno de los dirigentes justicialistas más cercanos al gobierno de Mauricio Macri, y hoy respalda la candidatura de Florencio Randazzo. Curiosamente los dirigentes que acompañan al ex ministro de Transporte han respaldado la mayoría de las medidas del actual gobierno nacional. Y el rionegrino sabe que si Cristina Kirchner triunfa en la provincia de Buenos Aires, él tendrá que dejar la jefatura del bloque. 

Volviendo a Río Negro, llama la atención que el sector del Senador no tenga intenciones de competir por un escaño en la Cámara de Diputados. De hecho, se daba por sentado, que luego de que Javier Iud fuera marginado de la lista en el 2015, haría el intento este año.

Los rumores indican que, ante el casi seguro desplazamiento de su jefe y el final de su carrera política, varios dirigentes estarían pensado en migrar hacia las filas del partido de Alberto Weretilneck. Ese sería el destino final del Pichettismo, y no sería contrario al andar de su líder en la política grande. Miguel Angel Pichetto siempre fue oficialista.

(Visited 1.386 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...