Con una polémica maniobra, Bonadio protege a los Macri en la causa de las fotocopias

El juez federal Claudio Bonadio adelantó los criterios bajo los cuales avanzará en el procesamiento de los implicados en la causa de las fotocopias. En una polémica medida decidió un recorte del expediente a partir del 2008. Esa decisión evita que el caso pueda impactar en la familia presidencial y en la figura del empresario Franco Macri.

Además, no profundizará en las contradicciones que surgieron con la postura que adoptó el Grupo Techint, que reconoció pago a funcionarios del gobierno anterior. Para Bonadio tampoco es relevante la declaración de Carlos Wagner, acerca de cómo las empresas que integraban la “camarita” se cartelizaban desde 2004- para ganar obra pública vial a cambio de coimas.

La maniobra del juez oficialista, deja al descubierto que no tiene intenciones de incluir en la pesquisa a Franco Macri, quien se deshizo, en los papeles, de la constructora IECSA en 2007, para dejarla en manos de Ángelo Calcaterra.

Wagner, en su declaración, había mencionado a la compañía en los presuntos “inicios” de la cartelización, cuando describió que Julio De Vido lo impuso en 2004 al frente de la Cámara Argentina de la Construcción para que organizara el reparto de licitaciones entre las firmas competidoras y asegurara que se pagaran los retornos con los adelantos de obra.

En ese entonces, Franco Macri controlaba la constructora a través Sideco Americana. Los balances de IECSA eran firmados por Pablo Clusellas, actual secretario de Legal y Técnica, en nombre de SOCMA que ostentaba el 95.25% de las acciones.

Con el desembarco de Mauricio Macri en el Gobierno porteño, la familia se desprendió de esa firma y de Creaurban haciendo un traspaso accionario que implicaría pagos escalonados de Calcaterra hasta su cancelación recién en 2015. El extitular de IECSA se apurará esta semana a ampliar sus dichos, desactualizados de los iniciales “aportes de campaña” que reconoció, en vista de lo que declararon sus pares sobre coimas. 

A las irregularidades cotidianas en la investigación que lleva adelante el juez Bonadio y la sospecha de que sólo tiene la intención de investigar a funcionarios del gobierno anterior, ahora se suma una de las jugadas más riesgosas que viene a corroborar esa impresión inicial. Con Bonadio al frente de la causa, Mauricio Macri y su familia pueden dormir tranquilos. 

(Visited 113 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...