Se empieza a definir el reparto de los fondos del Plan Castello

El aporte no reintegrable de Río Negro a los municipios para obras y equipamientos, que podría ascender a los 450 millones, consolidó el voto positivo de parte de la oposición en favor del Plan Castello, cuyo tratamiento fue confirmado para mañana en el recinto.

El proyecto del gobernador Alberto Weretilneck propone construir infraestructura provincial a partir de la emisión de 580 millones en bonos en dólares. Ayer, el oficialismo aceptó reformas, alentadas por la bancada del FpV, entre ellas subsidiar la coparticipación a los Estados locales.

La oposición requería transformar en “no reintegrable” el total (casi 900 millones de pesos), pero el gobierno aceptó el 50% y esa mitad que será repartida en partes iguales. El titular de esa bancada, Alejandro Palmieri adelantó que ese “subsidio provincial” será de 11,2 millones por municipio, y la otra fracción se distribuirá por el índice de coparticipación, con devolución, y es optativo.

Otras modificaciones expuesta en el Plenario fue la ampliación de la Comisión de Seguimiento, con más integración de la oposición, y la creación de otra para fijar prioridades si el monto no cubre a la totalidad de las obras programadas. El legislador Nicolás Rochas entendió que el pedido del FpV consistía en una lista de preferencias. El oficialismo consideró que eso no era operativo.

Un reparo más general del justicialismo consistió en quién manejaría los fondos. El FpV requería la exclusión de Río Negro Fiduciario y del Banco Patagonia, y la idea oficial no aludía al Fiduciario del Nación y dejaba la decisión en aquella Comisión. Al final, el texto avanzó en el apartamiento de la Fiduciaria provincial. El propósito -dijo Rochas- es “dejar en claro a quiénes no queremos”.

El anexo de obras sigue en revisión. Pero, con aquellas reformas, el oficialismo firmó un dictamen de mayoría y el FpV postergó su postura para la sesión de mañana. Hay posiciones encontradas. Para Rochas, los cambios no saldan los reclamos y para otros alcanzan.

Hay mayor claridad en las restantes minorías.

La radical Soraya Yauhar votará favorablemente (además, el oficialismo prometió construir la bocatoma en Guardia Mitre, pedido por el intendente radical Ángel Zingoni), y lo mismo ocurrirá con los dos votos del Frente Progresista. Ayer, Jorge Ocampos reafirmó su autoría al diseño para que la mitad de los fondos para los municipios sean “no reintegrables”.

El bloque justicialista resolverá hoy su actitud. Votos más, votos menos, hay un grupo mayoritario que lo rechaza mientras otro lo acepta. Esos serían -inicialmente- cinco: María Maldonado, Ariel Rivero, Javier Iud, Graciela Holtz y Raúl Martínez. Suficiente para la aprobación. Hay otros votos en dudas. Una cuestión por resolver en el FpV -anteriormente- es si habrá libertad de acción o se impondrá la decisión de la mayoría. Si este criterio se aplica, el bloque se quebraría porque hay apoyos ya resueltos para el proyecto.

(Visited 36 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...