Aumenta el número de personas en situación de calle en la ciudad más rica de la Argentina

A veces hay que hacer el ejercicio de salirse del confort de los que están bien, alejarse un momento e imaginar nuestra vida si ni un solo día podríamos decir: “me voy a casa”. Una frase tan simple, que pronunciamos a diario, los que tenemos un lugar a donde ir, después de trabajar o realizar una actividad. Un refugio natural, un baño caliente. Y todas esas cosas, tan elementales, que nos diferencian del resto de los seres vivos.

Imaginemos nuestras vidas si estuviéramos suspendidos de por vida en la calle, sin la tranquilidad de llegar a nuestro refugio, a la intimidad de la tele, la compu o un libro después de una ducha y cena. Con los chicos andando por ahí, seguros, en un ambiente amigable y hasta, probablemente, climatizado. 

En la Ciudad de Buenos Aires, la más rica de la Argentina, según registros del Primer Censo Popular 5.872 personas viven en situación de calle. Un eufemismo que significa que toda esa gente está dando vueltas por la ciudad, durmiendo debajo de algún puente o buscando refugio en edificaciones abandonadas o lugares que organizaciones y el estado le puedan brindar para dormir cuando el clima se pone demasiado feo. De ese número, 823 son niños.

El gobierno de la Ciudad cuenta poco más de 1.000 personas en esta situación, porque sólo registran a los que pasan la noche en paradores oficiales o de instituciones que comparten los registros; pero la mayoría se las arregla por su cuenta y, según relevamientos de organismos no oficiales hay cerca de 4.500 personas que no son parte de ningún registro pero que también sobreviven en las calles porteñas sin tener a donde ir. 

Una nota de Marina Giacometti en el portal Ambito.com, habla de los resultados de una encuesta, realizada para el Primer Censo Popular de la Ciudad de Buenos Aires, en donde el 73% de la población entrevistada reconoció no contar con ningún tipo de ingreso fijo ni ser beneficiaria de ningún programa social, aunque el 80% realiza algún tipo de actividad como parte de sus estrategias de subsistencia.

Como resultado, el informe también destacó que “hay 20.000 personas más que están en riesgo potencial de quedar en situación de calle si el Gobierno no implementa las políticas habitacionales necesarias para paliar la crisis.  Se trata de la población en estado de vulnerabilidad social como beneficiarios de subsidios habitacionales, desalojados con sentencia firme, adultos en el sistema penal próximos a quedar en libertad, familias alojadas en hoteles en el marco del Operativo Frío y adolescentes en institutos de menores a punto de cumplir 18 años, entre otros casos de riesgo”.

Los números son alarmantes, y más allá de las diferencias entre lo que reconoce el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y lo que denuncian las organizaciones que brindan asistencia a los más vulnerables, lo cierto es que todos coinciden en que esas cifras van en aumento. Sólo en el 2017, y en el marco de una crisis social que se profundiza al ritmo que crece el costo de vida, las personas en situación de calle son al menos un 23% más que el año pasado.

 
(Visited 113 times, 1 visits today)
OTROS TITULOS

You may also like...